Imprimir

 

William Osorio, es un bombero que desde los 14 años está vinculado al entonces Instituto Municipal de Bomberos, y ha vivido todo el crecimiento de la entidad incluyendo su transición a Cuerpo Oficial de Bomberos.

Yo vivía en el barrio Los Alpes, hubo un escape de gas en una vivienda y llegaron los bomberos a atenderla, yo corrí y me subí en la plataforma del vehículo, pero un bombero me solició de mal gusto que me bajara. Desde entonces no los quería por cómo me habían tratado. Unos meses después mi mamá me vinculó a las clases de bomberos que se hacían donde hoy queda el parqueadero de Megabús, y al ver cómo ellos salieron a atender una emergencia, me comenzó a gustar y ahora cumplo 24 años de estar vinculado a la entidad”, expresó Osorio.

Por su parte, la comandante Lina María Marín expresó que es una persona a quien le ha tocado vivir las más grandes emergencias de la ciudad por lo que ha demostrado su honestidad, valor y pasión por el servicio.

Así mismo, el bombero destacó que en la actualidad la entidad ha mejorado mucho en tecnología, equipos y capacitaciones lo que ha contribuido de manera personal porque ha logrado profesionalizarse: “Todo esto nos ha ayudado mucho para servir de manera oportuna y para atender las emergencias que se presentan en el municipio”, puntualizó.

Finalmente, el teniente Joaquín Ocampo añadió que en la entidad los compañeros se convierten en hermanos, porque han vivido sus experiencias más difíciles en las cuales se han salvado hasta sus propias vidas.